Ulises y Argos

10 trucos infalibles para educar a tu cachorro

¿Estás pensando en compartir tu vida con un cachorro? ¿Acabas de ampliar tu familia multiespecie? Si es así, este artículo te interesa.

¿A qué edad puedo separar al cachorro de su madre?

Cuando hemos decidido aumentar la familia, es normal que nuestro deseo sea introducir al cachorro en nuestro hogar lo antes posible. Sin embargo, si lo hacemos antes de tiempo podemos provocar problemas en su crecimiento y equilibrio emocional. 

Para nuestro cachorro, los tres primeros meses de su vida son fundamentales para aprender las reglas básicas como especie e ir desarrollando su carácter, superando miedos y aprendiendo a comunicarse con el resto de seres vivos. Es decir, la educación de nuestro perrito no empieza con la familia humana, sino con su familia canina.

Es por ello que será fundamental que el cachorrito pase la etapa de lactancia con su madre para obtener todos los nutrientes adecuados y evitar de esta forma posibles problemas de salud, favoreciendo un desarrollo adecuado. También empezará la socialización con el resto de su manada, de quienes aprenderá las reglas del juego, la sensación de pertenencia a su especie y de grupo, lo que conllevará a una mejor gestión emocional en su edad adulta. 

En relación a lo anterior, no debemos separar al cachorro de su madre antes de los dos meses de vida, aunque yo prefiero esperar hasta las 9 semanas para, posteriormente, comenzar el trabajo por parte de la familia humana, debiendo intensificarse hasta que el cachorro cumpla los tres meses de edad.

Así que, si quieres un cachorro sano y mentalmente equilibrado, el primer paso será dejarle disfrutar de su época de cachorrillo junto a su familia canina.

¿Cuándo puedo desparasitar a mi cachorro?

La primera vez que desparasitamos a un cachorro lo hacemos de forma interna, y esta suele ser entre los 15-30 días de edad. Pero si hablamos de desparasitación externa, debemos esperar hasta los 2 meses de edad, salvo que exista algún parásito o problema de salud, en cuyo caso el tratamiento y la decisión la tomará la clínica veterinaria.

Aunque desparasitar a nuestro cachorro suele ser una tarea simple, debemos acudir a nuestra clínica veterinaria para que el proceso sea supervisado de forma profesional, ya que dependiendo del tamaño del animal, de sus preferencias e incluso de posibles reacciones alérgicas, nos darán la mejor opción para evitar problemas y asegurar su eficacia. 

La desparasitación interna suele hacerse con pastillas, aunque también hay opciones más palatables que facilitan el trabajo si no tenemos un cachorro muy comilón al que poder introducirle los comprimidos con un trozo de comida. Sobre la desparasitación externa en cachorros es más simple, ya que en cachorros podemos utilizar spray o pipeta.

¿Cuándo puede salir el cachorro a la calle?

Este es un tema que trae de cabeza a personal veterinario y de la educación canina, ya que es el eterno debate. Si sacamos a nuestro cachorro a la calle antes de que tenga todas las vacunas en regla, este podría contagiarse y desarrollar enfermedades tan graves como puede ser la parvo. Sin embargo, la pauta de vacunación finaliza tras los tres meses de edad del cachorro. 

Dicho esto, si no sacamos al perro antes de los tres meses de edad ni dejamos que socialice con otros perros y seres vivos, corremos el riesgo de que desarrolle miedos e inseguridades que afectarán a su equilibrio mental y a su comportamiento. 

Pero que no cunda el pánico, siempre hay puntos intermedios. Para mi, la mejor opción en estos casos es sacarlo con seguridad, es decir, llevarlo a espacios en los que tengamos la seguridad de que no ha habido animales contagiados (jardines privados y similares), de esta forma, podrá ir desarrollando el contacto con nuevas texturas olores… además, le podemos presentar a otros animales de confianza que sepamos que no tienen ninguna enfermedad que pudieran transmitirle a nuestro cachorro. Por otro lado, lo sacaremos a zonas más concurridas cogido para que vaya acostumbrándose al entorno y a los estímulos audiovisuales de la zona. 

¿Cómo enseño a mi cachorro a hacer pis en el exterior?

Algunas de las preguntas más comunes que me encuentro en las consultas son: ¿cuántas horas puede aguantar un cachorro sin orinar? ¿cuándo aprenderá mi perrito cachorro a hacer sus necesidades fuera? 

Bien, pues esto es más fácil de lo que parece, sin embargo, tendemos a desnaturalizar el proceso y con ello solo alargamos el aprendizaje. Si aún no has comprado un empapador para tu cachorro ¡felicidades! si ya tienes un empapador ¡quémalo! 

Si, has leído bien, los empapadores suenan muy bien a nivel técnico, pero la realidad es que pueden alargar el periodo de aprendizaje de nuestro perro, enseñarle a que cada vez que vean una toalla, manta o similar en el suelo pueden hacer pis en ella o comérselo y destrozarlo si aumenta mucho el estrés. Así que, salvo que no puedas evitarlo, el empapador es algo que no recomendaré nunca en educación canina. 

Los cachorros suelen hacer sus necesidades cuando acaban de hacer comer, de beber, de jugar o de despertarse. Así que siempre que suceda una de estas situaciones, nos iremos rápidamente a la calle. Además, es importante que los paseos que le demos a nuestro cachorro sean muy cortitos y que demos muchos durante el día, de forma que acabe haciendo más veces pis en la calle que en el interior del hogar.

Cuando realice pis en el exterior, le felicitaremos con un ¡muy bien!, sin sobresaltarlo, cuando haga pis en el interior simplemente ignoraremos su conducta, limpiando la zona con un limpiador neutro. Es importante que no le regañemos, ya que eso solo empeoraría el proceso. 

Seguramente estás pensando que no puedes dar infinitos paseos cortos durante el día porque tu trabajo no te lo permite, bien, este es el motivo por el cuál recomiendo ampliar la familia cuando estamos de vacaciones, de esta forma podremos prepararnos para cubrir sus necesidades sin problemas. 

¿Cómo crear una llamada perfecta en mi cachorro?

Normalmente, la llamada es el primer comando que se estropea en nuestros compañeros caninos y uno de los motivos de consulta más frecuente en educación canina. Sin embargo, esto es más fácil de lo que parece. 

Será suficiente con que sigamos dos pasos fundamentales: 

  1. No utilizar su nombre para regañarle, la idea es que este solamente le reporte emociones positivas y que eso le haga responder a nuestra llamada de forma simple y eficaz.
  2. Cada vez que le llamemos y acuda a nuestro lado, le daremos un premio alimenticio y un ¡muy bien!, también podemos acariciarlo si esto significa un refuerzo positivo para él. 

Así que, fundamental, lo primero para crear una llamada perfecta en nuestro cachorro es evitar romperla. 

¿Cuándo dejará de morder mi cachorro?

Cuando hemos separado a nuestro cachorro antes de tiempo de su manada, es probable que no haya aprendido la potencia a la que debe morder cuando juega. Cuando apenas tiene unas semanas de vida puede ser muy divertido ver como muerde nuestras manos, sin embargo, según va creciendo esto se vuelve un problema. El perro no sabe cuando soltar y acaba dejando heridas en nuestras manos.

Si este es el caso de tu cachorro, no te preocupes, no vamos a ser tan eficaces como su madre pero podemos enseñárselo con un poco de paciencia. Si quieres saber cómo puedes practicarlo, visita mi artículo: Mi cachorro muerde demasiado fuerte, la inhibición de mordida. 

¿Cuántas horas puede quedarse sólo mi cachorro?

¡Alerta spoiler! los perros son animales gregarios, lo que quiere decir que disfrutan de nuestra compañía constante y su genética les dice que deben vivir en manada. Por lo tanto, cuando les dejamos solos en el hogar les estamos obligando a vivir una situación antinatural que, en ciertas ocasiones, les cuesta asimilar y gestionar de la forma adecuada. 

Los ritmos de vida del ser humano hacen que no tengamos otra opción que seguir horarios laborales que nos alejan por largas horas de nuestro hogar, así que, salvo que seas tu propia jefa o te encuentres en una “empresa pet friendly”, tendrás que explicarle a tu cachorro que, quedarse solo en el hogar, no es algo tan negativo. 

Uno de los consejos que más se han extendido en el mundo del perro ha sido el de “si tu cachorro llora, ignóralo”, sin embargo, este tipo de técnicas solamente conllevan a la ruptura de vínculo con su familia humana, ya que en las primeras semanas el cachorro debe adaptarse a nuestro hogar y, para ello, necesita nuestro apoyo. SI quieres saber cómo ayudar a tu cachorro cuando llore por las noches, visita mi artículo: ¿qué hago si mi cachorro llora por las noches?    

Para acostumbrarlo a nuestras salidas, salvo que nuestro cachorro tenga algún problema comportamental, lo más simple es crear un comando que utilizaremos siempre que vayamos a salir del hogar, despidiéndonos de nuestro pequeño pero sin demostrar una excesiva efusividad que lo deje en un estado de alerta y estrés alto. Al principio, estas salidas serán de apenas unos segundos, de forma que entienda que volveremos enseguida al hogar, progresivamente, iremos aumentando el tiempo fuera.

Además, cada vez que nos vayamos le dejaremos un programa de enriquecimiento ambiental con juguetes y premios alimenticios para que no se aburra en nuestra ausencia.

¿Cuándo se convierte el cachorro en adolescente?

Cuando hablo de cachorros, siempre me preguntáis a qué edad puede considerarse adolescente. ¡Sí, los perros también sufren la pubertad! de repente, ese ser adorable e inocente se convierte en un manojo de nervios y no conseguimos entender lo que pasa por su cabeza. 

El cachorro entra en su etapa preadolescente aproximadamente a los seis meses de edad. Convirtiéndose progresivamente en un perro adolescente que no será adulto hasta que no cumpla, más o menos, el año y medio de edad. 

Dicho esto, es importante tener en cuenta que, el perro preadolescente, sufrirá desequilibrios hormonales que con total probabilidad impactarán en su carácter. 

Además, es una etapa en la que se acaban algunos beneficios que los perros, como especie, otorgan a los cachorros. Pero no te preocupes, esto no sucede de forma progresiva, así que el resto de perros serán conscientes de que nuestro preadolescente acaba de salir de la etapa de cachorro y de que está pasando por un desequilibrio hormonal tras el cuál forjará su futuro carácter como adulto. 

No obstante, es una etapa en la que debemos prestar atención a los cambios y posibles comportamientos desadaptados, ya que si no contamos con los conocimientos adecuados para guiar a nuestro cachorro y/o preadolescente, llegaremos a la edad adulta con una serie de problemas que luego será más complejo y costoso resolver.

Mi cachorro no quiere comer

La etapa de cachorro es fundamental para elegir un programa de nutrición que sea adecuado para nuestro compañero canino. Como norma general, los piensos comerciales no suelen aportar una nutrición adecuada ni balanceada para nuestros compañeros caninos, lo que acaba conllevando problemas comportamentales. De hecho, la nutrición natural se ha convertido en una gran aliada de las educadoras caninas a la hora de apoyar sus terapias. 

Muchas veces, el cachorro no come por estrés, por protección, por problemas de salud o incluso de dentición. Sin embargo, en muchas ocasiones es porque la palatabilidad del alimento no es lo suficientemente motivante para el. También me he encontrado con perros que, curiosamente, evitaban aquellos productos a los que tenían alergia, ya que eran capaces de asociar ese malestar. 

Dicho esto, yo os recomiendo descantaros con un pienso de gama alta libre de cereales o por la dieta natural, concretamente dieta barf ¿qué es la dieta barf? te lo cuento en mi artículo sobre nutrición natural.

Errores comunes en la etapa de cachorro

Por último, y a modo de resumen, solo quiero dejarte algunos de los errores más comunes que suelen provocar comportamientos desadaptados en cachorros para que puedas evitarlos y facilitarle una vida plena a tu perrito:

  • Evita los empapadores
  • No le regañes ni le castigues
  • No utilices su nombre para situaciones negativas
  • Trabaja siempre de forma progresiva, natural y respetuosa
  • Evita parquecitos y transportines salvo que sea necesario; los cachorros no están preparados para mantenerse tanto tiempo en quieto. Si no exploran de cachorros, en su edad adolescente pueden sufrir una hiper exploración.

Si quieres potenciar la felicidad de tu cachorro y evitar comportamientos desadaptados, no te pierdas mi curso “potencia la felicidad de tu perro”.

Descubre y haz feliz a tu perro a través de la empatía.

Related Posts