Ulises y Argos

Autocuidado y Autoconocimiento en el Emprendimiento Canino

Índice: preguntas de la entrevista

Hoy os traigo la última entrevista del mes del Emprendimiento Canino y, como buen cierre, he contado con la colaboración de Mercè Giménez, fundadora de Vida Natural Animal y Proyecto Este Instante.

Si tengo que definir a Mercè con una palabra diré que es «luz» y que desde que la conocí hicimos un «match» en toda regla; hoy es parte del profesorado del Programa Potencia tu Marca y Optimiza tu Emprendimiento Canino y es una de las colaboradoras asiduas de Ulises y Argos.

Ahora sí ¡Empecemos con la entrevista!

¿Qué es exactamente el Proyecto Este Instante? 

Es un espacio online muy personal, que empezó hace muchos años como un blog de crecimiento personal, mi crecimiento personal, y a medida que me he ido convirtiendo en terapeuta de diferentes herramientas de gestión emocional, Este Instante ha crecido, y se ha convertido en un lugar donde las personas pueden aprender sobre meditación, yoga, constelaciones familiares, flores de Bach y mucho más, relacionado con la mejora de la confianza en una misma, y sobre todo se enfoca a mujeres relacionadas con el mundo canino y felino (familias multiespecie y profesionales animales), que están en transformación interna…buscando “algo más”, que les ayude a realizarse aún más en su día a día, y que desean acercarse a su “aquí y ahora” y no le temen a la espiritualidad, ni a mirar en su propio interior…

A día de hoy en Este instante atiendo en terapia individual de forma online, y desarrollamos actividades de mindset y calma tanto en la propia membresía online donde hacemos yoga, meditación y mucho más, y también desarrollamos actividades de este tipo para otras empresas y futuros retiros en distintos puntos de España.

¿Crees que el éxito o el fracaso de un proyecto se ve altamente influenciado por la gestión que hacemos de las emociones?

En las grandes empresas desconozco si afecta tan directamente, pero en las pequeñas empresas y las unipersonales (autónomas como tú y como yo), las emociones de la persona encargada de coordinar las actividades y planificación, afectan al devenir de la empresa.

No siempre en la misma proporción, dependerá de los altibajos emocionales de la persona, y dependerá también de la capacidad resiliente de la estructura de la empresa (bases sólidas, flujos de trabajo claros, etc)… pero en mi caso a menudo trabajo con mujeres autónomas, en la que su empresa unipersonal está en transformación y ellas mismas también lo están a nivel emocional.

En este escenario sí que es clave que la persona empiece a tomar las riendas de su gestión emocional, y verá reflejados los resultados positivamente tanto en casa, en su día a día, sin tanta montaña rusa emocional, y en la claridad del proyecto o empresa…

Es muy bonito ver este proceso, por eso encuentro tan importante que en toda profesión se enseñe algo de gestión emocional, o al menos, gestión del estrés.

¿Cuáles son los sentimientos más habituales que te has encontrado en el mundo del emprendimiento en femenino?

En el top, más que sentimientos, me voy a referir a formas de pensar, inercias, que son totalmente abordables, y cuando empiezan a transformarse estas inercias, la calidad de vida de la emprendedora mejora en mucho: son hermanas gemelas, la autoexigencia y la baja autoestima.

La mayoría de veces una va junto a la otra, y a menudo están justo debajo de la superficie de la ansiedad constante o del estrés patológico o distrés.

Entre otras causas, una de las causas de la forma de trabajar excesivamente exigente es un exceso de creencias limitantes que no te permiten trabajar de otra forma que no sea exigiéndote al máximo.

Y en cuanto a la baja autoestima, también las creencias limitantes son algo a contemplar.

¿Crees que las mujeres contamos con un mayor número de creencias limitantes?

No tiene por qué. Depende del entorno social (familiar y no familiar) y económico en el que ha crecido y vivido la persona.

Las creencias limitantes en las mujeres están más en nuestras conversaciones diarias puesto que socialmente, al menos en el entorno occidental, estamos en un momento en el que salen a la luz muchas limitaciones que la propia sociedad ha impuesto a la mujer, y muchas mujeres de forma individual, han integrado estas limitaciones, estos “una mujer no puede…”, en forma de creencias limitantes propias (“yo al ser mujer no puedo…”).

Y no lo hacemos de forma consciente, nuestro subconsciente lo ha “mamado” toda la vida, y simplemente nos sentimos incapaces de “x” por el mero hecho de sentirnos incapaces (cuando en nuestro interior la creencia limitante bien puede ser que “en mi familia ninguna mujer ha llevado adelante una empresa”, por ejemplo)

En el mundo del perro, y en general ¿es importante apoyarse entre mujeres? ¿qué beneficios tienen los grupos en femenino?

Mi sentir actual es que en el mundo en general es importante apoyarse en personas sensibles que empatizan con los demás, y casualmente muchas somos mujeres, pero bien es cierto que cada día más en el mundo del perro empiezan a haber hombres sensibles que no tienen miedo a hablar tan desde el punto de vista todo abarcador y yin, como hablamos nosotras.

Mi sentir es que en el mundo del perro tanto hay mujeres que no tienen miedo a mostrar su sensibilidad, como mujeres que para mantener el status se han masculinizado en su forma de trabajar, no desde la sensibilidad, sino desde el accionar al estilo yang.

Este último grupo creo que es más antiguo, mujeres que entraron en el mundo del perro cuando ese mundo aún era un mundo de hombres, y fue su forma de poder entrar.

Pero actualmente somos muchas mujeres en el mundo del perro y ya cada una puede mostrarse como es, y la sensibilidad ya es algo común a la hora de trabajar con familias con perro.

Quizás aún no es lo suficientemente común como a los perros les gustaría, porque el exceso de yang en la época del adiestramiento clásico hizo mucho daño, pero poco a poco el aporte de una visión más compasiva e integradora en el apoyo a los problemas de comportamiento en familias, va siendo lo más frecuente, al menos en mis círculos…

Los grupos en femenino, al menos en mi experiencia, tanto dentro como fuera del mundo del perro, si están compuestos con mujeres conscientes y abiertas al proceso de vivir el grupo, suelen ser muy nutritivos.

La mujer se maneja bien sosteniendo en grupo a la compañera, y sosteniéndose de un grupo de compañeras. Es quizás algo que tenemos innato por ser la parte yin de la humanidad.

Eso hace que del grupo salgan tanto sanaciones espontáneas de bloqueos creativos, como cooperaciones muy sinérgicas entre integrantes del grupo.

En los grupos de mujeres en entornos conscientes, casi siempre se acaba dando ese ambiente de “círculo de mujeres” que hace que te sientas protegida y capaz de expresarte tal cual eres…

y eso los grupos de mujeres conscientes que he vivido y vivo actualmente lo potencian mucho, como la membresía de Este instante…y eso que es online (no me imagino cómo será cuando hagamos el primer retiro presencial!).

¿Qué impacto tuvieron para ti, empresarialmente hablando, la meditación y el yoga?

La meditación ha sido clave en mi emprendimiento.

Aprendí a meditar en 2006 y en 2008 ya empecé a formarme a fondo, y el hecho de profundizar en ella me hizo conectar con mi esencia, de tal manera que en 2011 ya estaba cumpliendo mi sueño de tener un espacio de divulgación de terapias naturales para animales (Veternatur, que luego se convirtió en VidaNaturalAnimal).

Meditar regularmente me aportó claridad, valentía de conocerme a mí misma y de hacerme caso para seguir mi camino y dejar trabajos que no estaban tan alineados con quien soy.

Ya en la época de Este instante, tanto la meditación como el yoga además han formado parto de los productos que ofrezco, y para mí siempre ha sido asombroso y un placer acompañar a personas a vivir el aquí y el ahora con más plenitud que antes…es una maravilla.

Actualmente el yoga, además, lo he implementado como herramienta de calma y autoconocimiento para las personas que quizás no se sienten atraídas por la meditación, pero en cambio sí sienten que mover el cuerpo de forma consciente les puede aportar algún tipo de beneficio…

Y vaya si les aporta….porque dentro del yoga, si das clases que tienen en cuenta el yoga tradicional, das espacio al cuerpo para aclararse con la mente... das espacio para que mente, cuerpo, y alma vayan a una…y eso va completamente hermanado con los beneficios de la meditación: calma, más entendimiento de una misma, más amor por una misma, menos juicios, menos autoexigencia, y más presencia para vivir en plenitud el aquí y el ahora.

¿Cómo de necesario es, para las personas altamente sensibles, contar con este tipo de herramientas a la hora de emprender?

Madre mía ¡hablar sobre las PAS da para otro post de blog completo…!

Si alguien no sabe si es Altamente Sensible o no, porfa, os invito a que realicéis algún test acerca del tema, y descubráis qué es ser PAS… suele ser el gran descubrimiento, que hace que entiendas al fin el por qué de tantas cosas que no comprendías sobre tí misma, y hace que puedas ponerte manos a la obra a la hora de apoyarte mejor y maltratarte menos, tanto en tiempos, como en tu diálogo mental… con herramientas de gestión emocional, entre ellas la escritura consciente (o diario), la meditación o paseos en silencio, el yoga, y tantas otras herramientas que te permiten estar menos estresada, con la mente más clara, y con más capacidad de estar aquí y ahora disfrutando de tu emprendimiento tanto en el trabajo como en la planificación.

El saber que eres PAS hace que te gestiones mucho mejor los tiempo y la energía en tu día a día, y esto es clave para el emprendimiento.

¿Es importante formar parte de un grupo de emprendimiento para mantenerte en equilibrio?

Quizás depende de los gustos de cada persona, de si eres más o menos independiente o solitaria o gragaria…

A mí personalmente me va genial tener cerca la Tribu, en la que cada mes nos encontramos y, como decía antes, nos sentimos libres de expresar, y al mismo tiempo, nos sentimos sostenidas y comprendidas por otras personas que hablan nuestro mismo idioma.

¿El ser humano es consciente de la poca consciencia que tiene del aquí y ahora?

Jiji, menudo trabalenguas...el ser humano está biológicamente diseñado para vivir como vivían nuestros abuelos/as o tatarabuelos/as, con muchos menos inputs de información visuales, de comunicación, de acción, etc…

Creo que antiguamente los seres humanos vivían más en el presente, pero nuestra generación está muy muy alejada del aquí y ahora, y efectivamente, con tantas herramientas que nos mantienen distraídos/as (pantallas, sonidos…), no somos nada conscientes de si estamos presentes o no…

Es triste, pero creo que es uno de los momentos de la humanidad en el que estamos más desconectados/as de nuestra animalidad y de que en realidad somos seres vivos viviendo en un planeta…

Y nos estamos perdiendo muchas cosas, muchos detalles, pequeños milagros, que ocurren cada día a nuestro alrededor, como el respirar profundo de nuestro perro cuando duerme, el caer de las hojas en otoño, las formas de las nubes en el cielo…

¿Quién se acuerda de todo esto cuando está mirando su pantalla del móvil en redes sociales?

Respira, atiende el aire que entra y sale de ti. Mira a tu alrededor. Estas aquí. Es ahora.

Como parte del profesorado del Programa Potencia tu Marca ¿Que le dirías a todas aquellas personas que no saben qué van a encontrar en la formación o cómo les puede beneficiar tu masterclass y experiencia?

Vamos a hablar de todo lo conversado aquí, pero no desde la filosofía preciosa que todas conocemos acerca de lo bonito que es estar aquí y ahora, sino que nos pondremos en marcha e implementaremos pequeños ejercicios que te permitirán ver claro que tú puedes estar más presente en tu emprendimiento, con más claridad, y que aprender a tener tus espacios de calma será tu gasolina para tener una mejor experiencia de lo que es ser una emprendedora que vive de lo que ama.

Se puede vivir el emprendimiento sufriendo y estresada por la alta autoexigencia, o se puede disfrutar gestionando las emociones y siendo amiga de una misma, acompañándose sabiamente en los valles y en las cimas de este precioso camino que es el de tener tu propio negocio.

En la masterclass redondearemos todo lo visto en los anteriores módulos, dándole la frase final de “sí, puedo, y sí, es posible, si me escucho mis ritmos y mis dones”.

Así que nos vemos allí 🙂 En el Programa Potencia tu Marca, Optimiza tu Emprendimiento

Artículos relacionados