Ulises y Argos

Procesos para mejorar tu emprendimiento canino

¿Cómo crear procesos para impulsar y consolidar la evolución de un negocio canino?

Una óptima planificación es clave en el éxito de cualquier tipo de emprendimiento canino.

Pues bien, una estrategia efectiva es aquella que tiene la forma de un proceso con diferentes etapas. La gestión eficaz del tiempo incrementa la productividad de tu negocio en el sector animal.

Sin embargo, a pesar de los beneficios derivados de una excelente planificación, existe un error que se repite habitualmente en los negocios multiespecie: la ausencia de una hoja de ruta perfectamente definida.

¿Pero cómo crear un proceso realista en un sector incierto en el que es difícil hacer previsiones de futuro?

¡Descubre cómo elaborar una estrategia adaptada a las necesidades del emprendimiento multiespecie!

Índice

Veamos a continuación los puntos necesarios para ayudarte a maximizar tu tiempo en el emprendimiento canino: 

Define los objetivos para mantener el foco

Una planificación adecuada es aquella que presenta una dirección perfectamente definida. Por ello, es esencial realizar una descripción de metas organizadas desde una perspectiva temporal. Los objetivos a largo plazo son aquellos que se sitúan al final del proceso, sin embargo, deben estar conectados con los primeros pasos del plan de acción.

Para empezar a coger fluidez con este punto, mi recomendación es que elijas un objetivo realista para cada mes, trimestre y/o semestre. 

Crea un título para identificar el proceso

Conviene puntualizar que en un emprendimiento pueden llevarse a cabo numerosos procesos diferentes. Y es importante contextualizar cada iniciativa. Por ejemplo, el título es clave para hacer referencia a un proceso en sus diferentes etapas. Conviene indicar esta información en el documento creado. Del mismo modo, es necesario asignar una fecha de inicio y de cierre.

Recomendación: coge todas aquellas tareas automáticas y crea una guía detallando los pasos. Cuando llegue el momento de delegar podrás hacerlo con mayor rapidez y efectividad.

Coordinación con las profesionales implicadas en el proceso

La coordinación es indispensable cuando en el plan de acción intervienen varias profesionales ¡especialmente cuando tu estás de vacaciones! (descubre mi artículo «como disfrutar de las vacaciones en tu negocio canino»)

Si ya has comenzado a delegar, es recomendable enumerar las tareas y funciones de cada perfil, cada colaboradora debe conocer cuál es su papel, para lo que te ayudará el punto anterior y algunas reuniones esporádicas.

Valida las etapas del plan de acción

Un proceso es verdaderamente realista cuando las acciones planteadas son eminentemente prácticas.

Es decir, cuando la secuencia de pasos se alinea con la realidad.

Tómate el tiempo necesario para comprobar si los objetivos planteados son alcanzables en este momento y revisa si la estrategia diseñada se une con el horizonte final.

¿Qué herramientas son esenciales para llevar a cabo el proceso? ¿Qué otros factores son secundarios?

Si te preguntas cómo ahorrar tiempo en tu emprendimiento, recuerda que es importante reducir el nivel de improvisación.

Fórmate para afrontar el proceso con autoconfianza

Un proceso requiere de una planificación objetiva. Con frecuencia, también es recomendable ampliar la preparación.

La formación para la creación de procesos aborda una gran variedad de cuestiones.

Por ello, puedes invertir tiempo en el desarrollo de habilidades y competencias.

Si te preguntas cómo ser más productiva, recuerda que la formación puede ayudarte a tener una visión más amplia del emprendimiento.

Sin embargo, no te servirá de nada si no accionas la palanca y comienzas a poner tus ideas en marcha.

Realización de mejoras

Es importante documentar el proceso para tener un mapa del mismo.

La información escrita es clave para crear una lista con todas nuestras tareas pendientes, priorizarlas e ir tachando aquellas que vayamos finalizando.

Por otro lado, una buena idea es identificar nuestros ladrones de tiempo que se repiten habitualmente y que afectan de forma negativa a la productividad (el teléfono, el timbre, mirar por la ventana…).

Si te haces un calendario durante quince días y anotas todo lo que haces te sorprenderás del tiempo malgastado haciendo cosas que no son productivas.

Al final, la organización también es cuestión de autoconocerse y reeducarse.

Programa un calendario y represéntalo de forma visual

Es recomendable que, incluso antes de completar todas las etapas, visualices el camino a recorrer.

El calendario es la herramienta esencial para organizar el plan de acción de manera realista.

De este modo, puedes ocuparte de las metas a corto plazo sin perder de vista el objetivo general del proyecto. Y también puedes anticipar cuáles son los siguientes pasos.

Consulta y revisa el calendario con frecuencia para conocer las novedades más inmediatas.

Comprueba si los resultados alcanzados se ajustan a las expectativas previas

Este apartado conecta directamente con la sugerencia anterior.

Es recomendable comprobar si los resultados alcanzados responden a las expectativas iniciales del proceso.

¿Qué puntos sí se han materializado según lo previsto? ¿Qué detalles significativos han quedado pendientes? ¿Y qué lecciones ofrecen los resultados alcanzados?

Esas enseñanzas son esenciales para implementar nuevas mejoras.

Mantén el compromiso con el proyecto

Existen distintos cambios, circunstancias y variables que pueden irrumpir en el contexto en el que desarrollas tu emprendimiento.

Un proceso hace referencia al cumplimiento de una misión.

Alimenta tu compromiso para llevarla a cabo más allá de las dificultades.

Sin embargo, haz una pausa en el desarrollo para elaborar las mejoras necesarias si consideras que el guion previsto no es el adecuado.

Una de las habilidades más importantes en emprendimiento canino es saber virar cuando es necesario.

Un buen proceso es aquel que persigue un objetivo final, pero tiene un formato flexible. Es decir, es una fórmula que se adapta a los cambios.

Por tanto, la creación de procesos es una estrategia positiva a largo plazo.

… Y aunque al principio es un lío y da mucha pereza, la elaboración de un calendario y la definición de tareas es imprescindible para simplificar, mantener el foco y ahorrar tiempo.

Del mismo modo, es una hoja de ruta que te ayuda a centrarte en las prioridades del emprendimiento para alienar la actividad con tu misión y tu visión.

Espero que este artículo te haya ayudado 🙂

Y si tienes dudas, si te sientes sola en tu emprendimiento o si eres una mente inquieta que quiere vivir de aquello que más le gusta…

Únete al Círculo [i]rracional, una Comunidad de mujeres emprendedoras del mundo del perro. 

Artículos relacionados