Ulises y Argos

Viajes con perros y botiquín de emergencia

¿Te has parado a pensar todo lo que tu perro puede necesitar durante un viaje? 

Hoy te cuento cómo crear un botiquín básico que se adecúe a estas situaciones. 

Qué es lo mínimo que tiene que tener este botiquín 

– Vendas. Aunque parezca una obviedad, el perro puede hacerse daño mientras disfruta de las vacaciones, especialmente en las patas delanteras donde pueden producirse cortes superficiales. Estas deben ser de algodón, y lo mejor es contar con diferentes tamaños. 

– Gasas estériles. Ante cualquier problema, son imprescindibles. Con estas, lograrás una buena higiene antes de realizar la cura. 

– Guantes. Para optimizar la higiene en la zona afectada y también para prevenir cualquier infección que puedas contraer en el proceso. 

– Suero fisiológico. Especialmente para limpiarle los ojos. 

– Alcohol para esterilizar el material que tengamos que utilizar y clorhexidina o povidona yodada, como puede ser el Betadine, para desinfectar las heridas de nuestro compañero peludo. Recuerda diluirlo con agua para no irritar la zona.

–  Pomada cicatrizante que ayude a cerrar las heridas. Hay algunas que son naturales, como skin care, y que además protegen la zona afectada. 

– Protector de almohadillas. Para mantenerlas cuidadas e hidratadas ¡especialmente si nos pasamos con la distancia en algún paseo! 

– Una pinza especial para quitar garrapatas. 

¡Ya tienes todo para crear tu botiquín básico para perros! Ahora sólo queda incluir algo que tú consideres imprescindible y disfrutar del turismo canino.

Si quieres saber más sobre el mundo del perro, no te pierdas mis cursos ¡Únete al Territorio [i]rracional!

Artículos relacionados