Ulises y Argos

10 pasos para planificar un viaje con perro

¿Quieres planificar un viaje con perro y no sabes por dónde empezar? Te compartimos los 10 pasos imprescindibles que debes seguir durante la preparación de vuestras vacaciones en familia y no dejaros nada importante.

¡Hoy toca invitada especial en el blog! Es el turno de Mercè, de Turismo Canino. Especializada en viajes y rutas dogfriendly y escritora de la guía «Buen camino Perregrino»: Guía del Camino de Santiago con perro.

En su artículo nos deja 10 pasos imprescindibles para organizar nuestras vacaciones multiespecie ¡empezamos!

  1. Selección del destino

La primera incógnita que hay que solucionar al planificar cualquier tipo de viaje es “¿dónde vamos?”. Y es que el destino te marcará qué requisitos veterinarios debes tener en cuenta, cuál es el mejor medio de transporte para llegar hasta allí y qué tipo de turismo vais a hacer.

No es lo mismo viajar por tu misma Comunidad Autónoma o país que pensar incluso en cambiar de continente. Además, este paso es probable que te haga descartar algunos destinos porque sus requisitos sean difíciles de cumplir, porque sea muy difícil llegar en transporte dog friendly o porque aún no te sientes preparado/a para un desplazamiento muy largo. 

  1. Gestión de requisitos veterinarios y de aduanas

Una vez has decidido el destino es importante que hagamos un check list de aquellos requisitos, tanto veterinarios como administrativos (humanos y perrunos), que necesitamos para poder llegar hasta allí y empecemos con las gestiones oportunas.

El tiempo de antelación que necesitemos puede variar pero, por ponerte un ejemplo, si necesitas presentar un test serológico frente a la rabia del perro la gestión te puede llevar de 3 a 4 meses.

  1. Elección y reserva del medio de transporte

Paralelamente al paso anterior te recomendamos que acabes de decidir en qué medio de transporte vas a viajar (si igual tienes más de una alternativa) y realices las reservas de los billetes en caso de ser necesario.

Por ejemplo, hay algunas compañías navieras que agotan sus camarotes pet friendly con meses de antelación, por lo que es vital que realices las reservas lo antes posible.

  1. Positivización de los elementos necesarios para el transporte

Si el perro no gestiona bien algún medio de transporte o va a ser la primera vez que use un accesorio de viaje como puede ser el transportín o el bozal, debes empezar a trabajar la positivización de estos elementos en cuanto sepas cómo os vais a desplazar. 

Esto se aplica tanto al transporte para llegar al lugar de destino como a aquellos que podáis usar mientras estáis de viaje: transporte público, barco…

Si necesitas ayuda en este aspecto, podemos ayudarte. Mercè y yo hemos lanzado un programa formativo en el que aprenderás ejercicios de educación canina adaptados a viajes nacionales e internacionales, mantén a raya su bienestar y transforma vuestra experiencia ¡incluso si es la primera vez que os vais de viaje!

  1. Planificación de la ruta

¿Vas a hacer base en un solo alojamiento y desde allí visitar distintos lugares? ¿O prefieres un formato road trip y cambiar de ubicación cada varios días?

Si optas por un formato más como la primera opción la planificación de la ruta será más sencilla. Pero si quieres hacer un road trip tendrás que tener en cuenta las horas de viaje diarias en coche, los días de “descanso” y la cantidad de alojamientos que tendrás que reservar.

  1. Reserva de alojamientos

Los pasos 5 y 6 realmente van de la mano ya que la disponibilidad de alojamientos dog friendly y las características de los mismos pueden hacer que te decantes por un ruta distinta.

Lo que sí es importante es que contactes con todos los alojamientos antes de hacer la reserva para confirmar su política de admisión de animales y que cierres aquellas que más te interesen.

  1. Selección de planes dog friendly en el lugar de destino

Una vez tengas la planificación de la ruta hecha y la reserva de los alojamientos es el momento de llenar el viaje de planes para hacer en familia.

Los planes pueden ser muy diversos y siempre estarán adaptados a las características y preferencias de cada miembro (humano y canino).

Rutas senderistas, visita de monumentos, actividades deportivas, tours culturales, paseos en barco, catas de vino… ¡hay muchísimas opciones para disfrutar del viaje juntos!

  1. Búsqueda de restaurantes y/o opciones para las comidas

Es importante que como mínimo te hagas un mapa mental del tipo de restauración que vas a encontrar en el destino, cerca del alojamiento y alrededor de los lugares que vais a visitar o dónde vais a realizar actividades turísticas.

Pueden ser bares y restaurantes dog friendly que permitan la entrada de perros en el interior o negocios con terraza y/o servicio de take away.

Esto te ayudará a planificar las comidas con antelación. Y si ves un restaurante dog friendly que te encanta… ¡reserva una mesa!

  1. Búsqueda de centros veterinarios de urgencias, tiendas caninas y taxis dog friendly

No está de más que antes de emprender el viaje te hagas un listado de centros veterinarios, tiendas, transportes dog friendly… y que lo tengas a mano durante las vacaciones.

Sobre todo es muy importante que anotes los centros veterinarios de la zona y si alguno de ellos tiene urgencias 24h y servicio de ambulancia. Si durante las vacaciones surge algún imprevisto o accidente siempre será más efectivo buscar la información en tu listado que ponerte a buscarla en ese momento en Google Maps.

  1. Preparación de la maleta y el botiquín

¡Ya faltan solo días para el viaje! Así que ha llegado el momento de empezar a preparar las maletas (y eso incluye también el botiquín).

Para no olvidarte nada te aconsejamos que primero hagas un check list de todo lo que necesites y vayas tachando todo aquello que ya está empaquetado.

¡A disfrutar del viaje!

Artículos relacionados